Cambios: Son Normales y Necesarios (y por qué debemos dejar de evitarlos)

Han pasado unos meses desde que compartimos un blog, así que vamos a tener algunas semanas enfocadas en un tema específico.

Hace unas semanas dirigí una capacitación para un grupo de líderes sobre el tema de Valores de Simmons y, en particular, estábamos hablando de Tomar Acción. Mencioné que hay medidas para tomar acción: Iniciación, Excelencia y Cambios. Alguien dijo: “Los dos primeros son claros, pero me resisto cuando viene a cambios. En realidad, trato de evitarlos a toda costa.”

Todos en el grupo se sentían igual y tienen la razón. Los cambios cuestan mucho y tendemos a evitarlos o prolongarlos el mayor tiempo posible. Todo esto nos llevó a una conversación de aproximadamente 30 minutos y es la razón por que estoy compartiendo esta serie de blogs.

Es más divertido hacer planes, soñar y iniciar nuevos comienzos, ¿no? Un nuevo trabajo, un nuevo bebé, las resoluciones de Año Nuevo: traen novedad, entusiasmo y, a menudo, un soplo de aire fresco. ¡A quién no le gusta el tiempo de la primavera y cuando todo cambia después del invierno a una temporada verde y de crecimiento!

Los cambios, por otro lado, a menudo implican finales y pérdidas. Dejar un trabajo, la muerte de un ser querido, terminar una relación o un mal hábito, tener que despedir a un empleado, etc. Los cambios pueden ser dolorosos y, a veces, muy emocionales cuando involucran a otras personas. Pero son parte de la vida. Cuando los cambios se hacen bien, a menudo nos llevan a temporadas de crecimiento y nuevos comienzos.  Muchas veces no podemos experimentar crecimiento y nuevos comienzos hasta que hagamos el trabajo duro pero muy necesario de ponerle un punto final a algo o alguien que no está funcionando bien en el negocio o en una relación personal.

Los finales son duros.

Tratamos de evitar esa realidad todo el tiempo. A menudo pensamos así:

"Sé que este plan no va a funcionar, pero voy a verme como un cobarde si no continúo."

"No creo en el divorcio, pero él no deja de ser infiel."

"He dirigido mi departamento de esta manera durante 25 años. Sé que si no hacemos cambios, no existiremos dentro de 5 años. Pero esta es la forma como siempre lo hemos hecho."

"He tratado de ayudar a mi hija con su adicción, pero ella sigue tomando terribles decisiones. ¿Cómo puedo ponerle un punto final sin perderla completamente?”

"Es una buena persona, pero hace un trabajo pésimo. Simplemente no quiero ser la mala persona en decirlo. "

"El doctor dijo que necesitaba perder peso, pero si no paso por la tienda Little Debbies todas las mañanas en camino al trabajo y compró una caja de Zebra Cakes para mi desayuno, esa compañía fracasará sin mi apoyo. "

Esta mañana me puse a pensar de cambios que han ocurrido en mi vida. Algunos de ellos fueron por que yo escogí que ocurrieran y otros cambios ocurrieron sin yo poder hacer nada.

Cambios en la vida de Nick:

  • Dejé de chuparme el dedo y de usar pañales

  • Dejé de aventarle piedras a las niñas (también conocido como coquetear con ellas) en el recreo

  • Me traslade 5 veces antes de graduarme de la secundaria

  • Me quitaron del equipo de baloncesto en la secundaria

  • Mi novia quebró conmigo en mi último año de secundaria

  • A los 17 años me moví de la casa de mis padres en Wichita, KS para ir a la universidad en Siloam Springs, AR

  • Papaw, mi abuelo, murió de un ataque al corazón

  • Tuve que despedir a un empleado aunque traté tan duro de ayudarlo

  • Dejé un buen trabajo que me gustaba muchísimo para aprender a ser capellán en Simmons

  • Pagué todos mis préstamos estudiantiles y todas mis deudas - no más llamadas regulares de Sallie Mae

  • Dejé de pasar por la tienda de Little Debbies por mi desayuno cada mañana.

Pensando en estos cambios, me acuerdo que ninguno fue muy agradable.  Pero estoy agradecido de que cada uno de estos cambios ocurrieron porque pude aprender algo a través de cada uno.  Estos cambios me permitieron crecer y desarrollarme a la persona quien soy hoy y me guían hacia la persona a quien voy hacer en el futuro.  

REFLEXIÓN: ¿Qué cambios han sido parte de tu historia?

Toma 60 segundos y escribe algunos de ellos.

Henry Cloud escribió uno de mis libros favoritos, titulado Cambios Necesarios. Cuando estaba en la universidad mi papá me pagó $20 para que yo leerá este libro. Joven y necesitando dinero, acepté con gusto este soborno. El impacto que este libro ha tenido en mi vida no puede ser subestimado. Gran parte de lo que vamos a hablar durante estas semanas son cosas que he aprendido como resultado de este libro.

Los cambios son parte de cada aspecto de la vida. Cuando se hacen bien, las temporadas de la vida se negocian y los cambios apropiados conducen al final del dolor, un mayor crecimiento, metas personales y profesionales alcanzadas y el vivir de unas mejores vidas. Los cambios traen esperanza. Cuando se hacen mal, se producen malos resultados, se pierden buenas oportunidades y la miseria permanece o se repite.
— Henry Cloud, Cambios Necesarios

Los cambios son desafiantes porque a menudo implican finales dolorosas y incomodidad emocional: y parece que todos estamos programados para evitar ese tipo de cosas a toda costa, ¿no? ¿Pero por qué?


Aquí hay algunas razones por que creo que evitamos los cambios:

  • No sabemos si un final es realmente necesario, o si "eso" o "él / ella" se puede arreglar.

  • Tenemos miedo de lo que no sabemos.

  • Tenemos miedo la confrontación.

  • Tenemos miedo de lastimar a alguien.

  • Tenemos miedo de soltar a algo o alguien y la tristeza asociada con ese cambio.

  • No poseemos las habilidades para iniciar un cambio.

  • No sabemos qué decir.

  • Hemos tenido demasiados y muy dolorosos cambios en nuestras vidas, por lo que evitamos otro cambio más.

  • Cuando nos obligan a hacer cambios, no sabemos cómo procesarlos, o que hacer y fracasamos.

  • No aprendemos de nuestros errores, así que repetimos los mismos errores una y otra vez.


REFLEXIÓN: ¿Puedes pensar en una situación en la que una de estas razones haya interferido con un cambio que deberías haber hecho?

Hay una canción llamada "Turn, Turn, Turn" cantada por Los Byrds en la década de los 60 y más probable ya la tienes en mente. Las palabras se toman principalmente del Rey Salomón, quien escribió el libro de Eclesiastés en la Biblia. Lo que me encanta de este pasaje es cómo parece normalizar tanto los comienzos como los finales.

"Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo:
un tiempo para nacer,
   y un tiempo para morir;
un tiempo para plantar,
   y un tiempo para cosechar;
un tiempo para matar,
   y un tiempo para sanar;
un tiempo para destruir,
   y un tiempo para construir;
un tiempo para llorar,
   y un tiempo para reír;
un tiempo para estar de luto,
   y un tiempo para saltar de gusto;
un tiempo para esparcir piedras,
   y un tiempo para recogerlas;
un tiempo para abrazarse,
   y un tiempo para despedirse;
un tiempo para intentar,
   y un tiempo para desistir;
un tiempo para guardar,
   y un tiempo para desechar;
un tiempo para rasgar,
   y un tiempo para coser;
un tiempo para callar,
   y un tiempo para hablar;
un tiempo para amar,
   y un tiempo para odiar;
un tiempo para la guerra,
   y un tiempo para la paz.”

- Eclesiastés 3:1-8

Hay un momento para todo. Cuando comenzamos a apreciar las estaciones de la vida, de las relaciones, de los empleos, de lo que sea, comenzamos a sentirnos más cómodos en discernir cuándo un cambio es necesario o si debemos continuar como estamos. Como Cristiano, a menudo no tengo la respuesta a eso dentro de mi propio entendimiento. Acudo a Dios en aquellas circunstancias en las que un cambio o un nuevo comienzo parece estar frente a mí y le preguntó: "Dios, tengo esta circunstancia en mi camino, ¿qué quisieras que yo haga?"

Una de mis líneas favoritas en el libro de Cloud es que "La vida produce demasiada vida." Hay demasiadas oportunidades, relaciones, tareas, objetivos, etc. y no se puede hacer todo. Debemos tener claridad sobre cuáles son nuestras prioridades y comenzar a mirar nuestro calendario, presupuestos y relaciones, y tomar decisiones que son realmente difíciles. A veces es terminar algo que es dañino o poco saludable. Otras veces, es dejar de hacer algo que es bueno para hacer algo que es importante (hablaremos sobre eso la próxima semana.)

Mi esperanza en las próximas semanas es normalizar y tal vez ayudarte mejor a procesar los cambios de una manera saludable para poder avanzar. Como Capellanes, ayudamos a las personas a navegar cambios todos los días. Si tienes una situación en la que puede ser necesario un cambio, nuestros Capellanes pueden ayudarte a navegar situaciones donde hay esperanzas para un cambio, o para guiarte con la realidad y la necesidad de un cambio final y necesario. No te diremos qué hacer (estaría bien, ¿verdad?), pero podemos guiarte en el camino y darte apoyo en estos pasos.

Las próximas semanas se centrarán en lo siguiente:

Navegando con Esperanza y Cambios

Podar para Beneficio del Crecimiento

Estrategias para Hacer Cambios Necesarios y Límites Saludables

Fe y Cambios

Terminando el 2018 Bien: Guía para Resoluciones de Año Nuevo

"Cuando no terminamos bien las cosas, estamos destinados a repetir los errores que nos impiden seguir adelante ... Aprender a hacer un cambio bien y cómo procesar la experiencia nos permite ir más allá de los patrones de comportamiento que nos atropellaron en el pasado."

- Henry Cloud, Cambios Necesarios

Cómo Podar Puede Traer Esperanza y Crecimiento

Uno de mis recuerdos favoritos de los rosales de mi Abuelo Papaw.  Esos rosales son algunos de los más increíbles que he visto en mi vida. También me acuerdo que mi Papaw se vestía de pantalones cortos, calcetines blancos y altos, y usaba zapatos negros de vestir cuando cortaba su pasto ¡Era su fama de moda!

 
 



Un verano, cuando yo tenía unos 12 o 13 años, estaba ayudándole a mi Papaw con quehaceres. Él agarró un par de podadoras y comenzó a podar un hermoso rosal de rosas rojas.



Yo, pensando que mi Papaw se había vuelto loco, le pregunté "¿Qué estás haciendo?"



"Podando." Mi Papaw era un hombre de pocas palabras. Pero cuando él tenía algo que decir, era algo para escuchar.



"¿Lo vas a cortar? ¿Pero por qué?" De repente, yo, un niño de secundaria que no le importaba nada estaba ¡luchando por la vida de este rosal! Lo que dijo a continuación nunca lo olvidaré.



Él respondió: “Desde que planté este rosal, que no medía más de un pie de altura, cada año lo he podado.  Si no hago esto, tan grande como esta este rosal ahorita, es lo más grande que va a llegara a crecer y eventualmente comenzará a morir. Los rosales solo pueden crecer cuando se podan porque es lo que promueve el crecimiento."



Fue una lección que no entendí completamente hasta que leí el libro Cambios Necesarios. Henry Cloud utiliza este mismo ejemplo para describir los cambios y su importancia para el crecimiento, tanto personal como en los negocios.



Cuando un rosal se poda, empieza un cambio proactivo. Se hacen cortes intencionales de ramas y brotes en 3 tipos de categorías:



1. Brotes o ramas sanas que no son las mejores (los rosales producen más brotes de los que la vida de la planta pueden sostener)



2. Ramas enfermas que no van a mejorar (esto permite a la planta verter aún más vida en los brotes sanos).



3. Las ramas muertas que están ocupando el espacio necesario para que las sanas prosperen (las ramas sanas necesitan espacio para alcanzar todo su largo y altura).

Aquí hay una gran pregunta que hacer antes de despegar con un par de podadoras:

"¿Cómo se ve un rosal sano?"

Haciendo la pregunta de otra manera, ¿Que es la meta? Ya sea en tu vida o respecto a los  negocios, si no pasas tiempo para obtener claridad sobre el futuro que deseas, estás creando cambios sin propósitos. Tu rosal será un desastre. Si estamos hablando sobre tu vida o sobre un miembro de tu equipo o de la cultura que quieres crear, descubrirás resultados similares.



“Si puedes ver que los cambios son ocurrencias normales y son parte de la vida y del negocio, sólo entonces, puedes alinearte bien con los cambios cuando se presenten ... Si una situación es normal, esperada y conocida, el cerebro humano automáticamente se mueve para participar. Pero si el cerebro interpreta la situación como negativa, peligrosa, incorrecta o desconocida, la respuesta a la situación es de luchar o escapar y nos aleja del problema o comenzamos a resistirlo. La acción se detiene o va automáticamente a la dirección opuesta. Ponte a ver los cambios como algo normal, esperado e incluso algo bueno, y los abrazarás y tomarás medidas para iniciarlos. Los verás como un regalo doloroso.”

- Henry Cloud, Cambios Necesarios



Veamos algunos ejemplos de la vida diaria y en situaciones de liderazgo donde pueden ocurrir oportunidades en que podar es necesario.



En La Vida

Cuando piensas en tu vida, ¿qué recursos tienes: tiempo, energía, talento, emociones, dinero? He hecho ejercicios con mi dinero y mi tiempo para ver cómo los estaba usando. Lo que me di cuenta es que cuando no soy intencional en donde los estoy invirtiendo terminan en áreas y cosas que en realidad no me ayudan a desarrollarme hacia el hombre, el esposo, el padre y el amigo que creo que Dios me está llamando a hacer. Y llega a crear caos, confusión y estrés para mí y para todos a mi alrededor.



¿Y tu? ¿Qué es lo más importante para ti? ¿Qué quieres poder decir sobre estas cosas al final? Este es un gran primer paso para aclarar una visión. Luego, tienes que ser realmente honesto contigo mismo. ¿Hay algo en mi vida que me esta impidiendo que me desarrolle en la persona que debo de ser?



Cuando hablamos de ramas enfermas y muertas en nuestra vida personal, a veces aparecen como un hábito, una adicción, una actitud o un comportamiento. Estas son cosas que impiden el crecimiento y algunas incluso pueden ser perjudiciales para nosotros y para quienes nos rodean. A veces, es una relación con alguien cuya vida está yendo en una dirección diferente a la que tu quieres llegar. A veces, estas relaciones pueden ser abusivas, ya sea emocional o físicamente, y se necesita poner un punto final, pero muchas veces es muy difícil iniciarlo.



No hay nada fácil en estos cambios. Si alguna vez has dejado una adicción como el alcohol o la pornografía, o has puesto límites o terminado una relación no saludable con alguien, sabes exactamente a qué me refiero. Incluso los comportamientos como terminar de ver la televisión durante muchas horas cada noche o mantenerse alejado de las redes sociales a veces pueden ser como tratar de romper una adicción crónica. ¿No me crees? Entonces intenta desconectarte de esos comportamientos durante una semana.



Como parte de mi trabajo, tengo la oportunidad de acompañar a las personas mientras navegan cambios en sus vidas. Uno de los cambios que me ha impresionado más sucedió hace unos años cuando una mamá tuvo que ponerle un punto final a su hijo de 26 años que había desarrollado una dependencia poco saludable en ella.  Por su parte, la mamá podía ver que ella había dejado y más bien, habilitado que esta dependencia ocurriera. Ella le dijo a su hijo que lo amaba y que creía en él, pero que él tenía 90 días para encontrar un trabajo y un lugar donde vivir. Él se sorprendió y no habló con ella durante unas semanas, hasta que llegó a casa después de una entrevista de trabajo y le agradeció por haberlo ayudado a ver la realidad. Ella no tuvo que rechazarlo o sacarlo de su vida por completo.  Ella solo inició un cambio de comportamiento, para ambos. ¡Ahora el muchacho está prosperando, conoció a su ahora esposa en el nuevo trabajo y ahora ella disfruta de sus nietos!



En Liderazgo

También hay cambios necesarios en los negocios y en posiciones de liderazgo. Se aplican los mismos principios: ¿Como debería de verse la empresa, el departamento, o el equipo en el que estás? ¿Hay algo, alguien, o algún comportamiento que esté impidiendo ese crecimiento?



Mientras estaba en la universidad, dirigí un equipo de 14 personas en un restaurante que manejaba. Uno de mis empleados tenía una familia joven en casa y todo el potencial del mundo. Yo quería mucho que este muchacho fuera exitoso. El problema era que este empleado le costaba mucho llegar al trabajo a tiempo. Y luego cuando estando en el trabajo siempre estaba en su teléfono y completamente desaseado. Pasivamente traté de hacer algo, pero finalmente tuve que ponerle un punto final porque los otros 13 miembros del equipo buscaban que yo fuera el líder que necesitaban.  Nuestro equipo estaba sufriendo igual que nuestra cultura.



Finalmente tuve la conversación que fue de unos seis meses en espera. En lugar de decirle todo lo que no hacía bien (esa era una lista larga ), le di las opciones hacia un camino de éxito. Le dije que creía en él, pero que no iba a aceptar que su comportamiento siguiera. Le dije lo que yo esperaba de todos los miembros de nuestro equipo y que él no era la excepción.



Establecimos un plan. Me dijo que entendía y tenía claridad en cuanto a las expectativas, y pusimos una fecha en cual íbamos a juntarnos a ver cómo estaba funcionando el plan. Fue la primera vez que recuerdo haber aprendido sobre el término "Responsabilidad Compasiva" en liderazgo. Trataba de vivir mi fe y de poder "amar a la gente", y a la misma vez dejar que él fuera responsable por sus acciones y decisiones. Yo había luchado para encontrar este equilibrio, pero sabía que si no podía resolverlo, habría un punto final en el futuro y probablemente sería el mío.



La primera semana después de nuestra junta fue increíble. El muchacho llegaba a tiempo, hacia su trabajo y parecía estar haciendo el esfuerzo para cambiar. Pero al final de la segunda semana, algunos de los mismos comportamientos antiguos comenzaron a aparecer. La tercera semana fue peor. Lo llamé a la oficina cuando llegó 45 minutos tarde al trabajo. No estaba enojado con él. Solo que me molestaba tanto que él estaba haciendo estas decisiones. Le dije que creía en él y pensé que tenía la oportunidad de un gran futuro. Solo que simplemente ese futuro no iba ser con este empleo.  



Imagínese la mezcla de Hulk y un tornado, y luego agregue un enojo espantoso y todo eso dentro de un negocio lleno de cajas de pizzas hasta el techo. Este muchacho me maldijo por un lado y por el otro. Con la cara roja, dejó un desastre al salir y cerró la puerta a golpes. Miré a mi asistente y le dije: "Creo que me fue bien."



Durante las próximas semanas, varios miembros del equipo me agradecieron en privado. Me di cuenta de que al no haber puesto un punto final, estaba yo creando una cultura que de ninguna manera reflejó lo que yo quería para el negocio. Estaba retrasando el crecimiento de ese equipo, hasta el punto de que algunos dijeron que ya habían estado buscando otro trabajo. Nuestro equipo respondió teniendo los mejores dos trimestres que la tienda había tenido. Dejé ese trabajo para venir a Simmons, pero creo que Dios me permitió tener esas experiencias para prepararme para el trabajo de Capellán.



Me encontré con ese muchacho hace unos años. Él pudo regresar y terminó la universidad y, finalmente, su maestría. Se disculpó por "actuar como un niño" ese día y me dio las gracias por despedirlo. Le pregunté a qué se refería. Dijo que era la primera vez que alguien se preocupaba por él lo suficiente como para tener una conversación difícil y pedirle cuentas. Ese final le dio la oportunidad de un nuevo comienzo.



¿Esperanzas o Sin Esperanzas?

Esta es realmente la pregunta clave cuando se trata de los cambios necesarios: ¿Todavía hay esperanza? Como cristiano, tuve dificultades con la situación anterior porque quería que el muchacho hubiera tenido esperanza de poder resolver su situación. Pero en realidad no había nada que apuntaría a que esto fuera más que un deseo. Yo no lo estaba amando al permitiéndole seguir comportándose mal, yo estaba siendo egoísta y me estaba protegiendo al ser pasivo y no lidiar con el problema. Yo estaba tratando de fabricar la esperanza, cuando era realmente imposible para él continuar trabajando allí y tener éxito.



¡También he sido testigo de relaciones y miembros del equipo que parecían sin esperanzas, que optaron por terminar con ciertos comportamientos y hábitos que les permitieron volver a entrar en un matrimonio o un equipo y prosperar! Desearía poder contarles todas las historias que he presenciado desde que estoy en Simmons sobre las vidas, los matrimonios y las carreras que se han transformado positivamente porque estaban dispuestos a hacer el duro trabajo de podar lo que ya no funcionaba.  



Si estás considerando un cambio, te animo a orar acerca de la situación antes de actuar. Ha habido momentos en mi propia vida en que las cosas parecían poco prometedoras, pero que solo yo tenía que extender mis manos y entregárselas a Dios. He visto como Él ha traído sanidad, perdón y ha restaurado relaciones cuando pensé que no había esperanza. Él también me ha animado a través de algunos cambios muy difíciles. El beneficio de la perspectiva es que puedo mirar hacia atrás y ver el crecimiento que se produjo como resultado, y estoy muy agradecido de que Él me haya dado el valor en tiempos de miedo y he podido podar lo que no era saludable o lo que era dañino.



Para aquellos de ustedes que tienen un cambio por delante, no dude en comunicarse con un Capellán y permítanos caminar a su lado a través de esto. Los cambios son lo suficientemente duros. No tienes que hacerlo solo. Estamos aquí para ayudar.



"Sin podar, los resultados de sus esfuerzos serán promedios. No promedios en comparación con otras personas; promedios comparado con lo que podría ser o lo que podría hacer: promedios comparado con su propio potencial.

- Henry Cloud, Cambios Necesarios.



Cambios: Son Normales y Necesarios (y por qué debemos dejar de evitarlos)

Es más divertido hacer planes, soñar y iniciar nuevos comienzos, ¿no? Un nuevo trabajo, un nuevo bebé, las resoluciones de Año Nuevo: traen novedad, entusiasmo y, a menudo, un soplo de aire fresco. ¡A quién no le gusta el tiempo de la primavera y cuando todo cambia después del invierno a una temporada verde y de crecimiento!

 

Los cambios, por otro lado, a menudo implican finales y pérdidas. Dejar un trabajo, la muerte de un ser querido, terminar una relación o un mal hábito, tener que despedir a un empleado, etc. Los cambios pueden ser dolorosos y, a veces, muy emocionales cuando involucran a otras personas. Pero son parte de la vida. Cuando los cambios se hacen bien, a menudo nos llevan a temporadas de crecimiento y nuevos comienzos.  Muchas veces no podemos experimentar crecimiento y nuevos comienzos hasta que hagamos el trabajo duro pero muy necesario de ponerle un punto final a algo o alguien que no está funcionando bien en el negocio o en una relación personal. 

Servir a través del acto de recibir

Mi esposo, Alston, había estado en el hospital durante dos semanas de lo que se convertiría en una hospitalización de 57 días. Fue un día emocionante porque pensamos que estaríamos al punto de mudarnos a un hospital de rehabilitación, pero no fue así. Durante ese día, me tomé un tiempo para reflexionar sobre las dos semanas que habían pasado y me di cuenta de que estaba luchando con un concepto que era algo extraño para mí ... recibir ayuda. Una parte importante de mi vida ha consistido en poder servir a otros y proporcionarles cualquier ayuda.  Siempre me he sentido muy cómoda en desempeñar ese papel. Pero las cosas cambian cuando estás en un hospital y realmente necesitas ayuda.

El gran por qué

Por lo tanto, después de leer de nuevo el blog de la semana pasada, me pregunto: "¿Qué estoy sugiriendo?" ¿Estoy sugiriendo que Dios es indiferente o indiferente acerca de Sus hijos e hijas, o peor aún que Él está teniendo una gran risa de mi ira, , Y el dolor? No, no se siente bien sentirse así ... entonces o ahora. Pero estoy listo para admitir que me podría haber preguntado acerca de ello. Ciertamente preguntaba, ¿POR QUÉ?

¿Por qué suceden las cosas malas?

Al principio agregué al título "... A la Buena Gente". Lo cambié porque no estoy convencido de que ninguno de nosotros sea lo suficientemente bueno para asegurar que nada malo nos suceda. Sin embargo, a veces parece que algunos de nosotros somos "mierda de serpiente", y que nada más que cosas malas puede suceder en nuestras vidas. Sí, snakebit (o snakebitten) en realidad es una palabra. Es una palabra de argot que significa "tener mala suerte, o muy mala suerte, ser maldecida." "Si no fuera por mala suerte no tendría suerte en absoluto", describe la palabra de argot - snakebit.

Recientemente me encontré con un libro del Dr. James Dobson titulado, "Cuando Dios no hace sentido", casi no podía dejarlo. Mi mente volvió a un joven amigo que fue diagnosticado con Anemia Aplásica. Es similar a la leucemia ya veces se trata con un trasplante de médula ósea. El problema era que estábamos en Bolivia y no había instalaciones capaces de hacer eso en Bolivia.

Me doy cuenta de que algunos de ustedes han experimentado pérdidas más devastadoras que las que describo aquí. Pido su paciencia mientras proceso esto. No tengo la intención de jugar "top this story", sino que escogí este ejemplo porque es personal para mí, y lo suficientemente lejos como para sentir que no se viola la privacidad. Tengo permiso de la viuda de Freddy para compartir esto. Ella dijo: "Sí, si va a ayudar a otros." A decir verdad, ha habido tantas pérdidas devastadoras, la parte más difícil es decidir qué incluir.

Conseguir tratamiento para Freddy en los Estados Unidos no era una opción, así que obtuvimos el mejor tratamiento disponible en Bolivia en ese momento y oramos por la curación. Mejoró durante casi un año. Cuando repitió fue repentino e irreversible. Antes de que apenas supiéramos lo que estaba sucediendo, tuvimos que hacer planes para un funeral y cuidar de una viuda de 22 años, sus dos hijas jóvenes, y una iglesia que estaba sufriendo y de repente sin el liderazgo pastoral.

Confundido es la palabra que el Dr. Dobson usa para describir cómo me sentía mientras clavaba la tapa en el ataúd de Freddy ese día en el cementerio de San Ignacio de Velasco, Bolivia. ¿Cómo pudo pasar esto? Era surrealista y confuso. Supongo que todavía estoy procesando eso, a pesar de que fue hace casi 25 años. Se sentía surrealista otra vez anoche mientras llevaba una conversación (a través de Facebook Messenger) con la viuda de Freddy. Ella ahora se vuelve a casar con 4 hijas y 3 nietos, uno de los cuales es la imagen escupiendo de Freddy. Y yo estaba pensando todo el tiempo, "Esto no está bien, ella todavía debe ser la esposa de Freddy y todavía debe ser el pastor de esa pequeña iglesia en San Ignacio".

Freddy no era, ni soy de la tradición de la fe que cree que podemos poner manos en una persona y curarlos con el poder de Dios. Pero yo rezo por los enfermos, incluyendo a muchos de ustedes. Y he visto que la gente mejora con y sin intervenciones médicas adecuadas y apropiadas, a veces milagrosamente así. Muchas veces la única explicación razonable ha sido: "Es una cosa de Dios". Creo que Dios puede sanar. Entonces, ¿por qué Freddy no se curó cuando oramos por él?
El Dr. Dobson describe mi confusión en la página 10 del libro que mencioné:

"Sin embargo, no es difícil comprender cómo puede desarrollarse la confusión en este momento, especialmente para los jóvenes. Durante la primavera de sus años, cuando la salud es buena y las dificultades, fracasos y tristezas aún no han soplado a través de su pequeño mundo tranquilo, es relativamente fácil colocar las piezas en su lugar. Se puede creer honestamente, con buena evidencia, que siempre será así. Tal persona es extremadamente vulnerable a la confusión espiritual si el problema se produce en ese momento ".

Si me lo permite, me gustaría demostrar la confusión espiritual que sentí. Si está sentado en una silla, levante un pie alrededor de una pulgada por encima del piso y muévalo en un círculo en el sentido de las agujas del reloj y manténgalo en movimiento mientras rastrea el número seis con el dedo en el aire. No, mantenga su pie en el mismo círculo en el sentido de las agujas del reloj mientras rastrea el número seis en el aire. No podría hacerlo, ¿verdad? Y lo más probable es que ni siquiera te di cuenta de que había cambiado de dirección con el pie. Así es como me siento a veces cuando me hago la pregunta, ¿por qué suceden cosas malas? Mi cabeza va en una dirección mientras que mi corazón va otra. Oro porque Jesús nos enseñó a orar. Pido sanación porque las Escrituras dicen que "la oración de fe salvará a los enfermos." (Santiago 5:15) Sin embargo, la gente muere. A veces eso incluye personas de las que estoy cerca. Y simplemente no parece correcto.

Durante las próximas semanas estaré explorando mis propios pensamientos en este blog. Gracias por seguir este viaje conmigo.

El tercer mandamiento

El tercer mandamiento de los Diez Mandamientos de la Biblia es: "No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano (de manera irreverente), porque el Señor no lo dejará impune que toma su nombre en vano" (Éxodo 20). 7)

swear jar.jpg

Cuando pensamos en tomar el nombre de Dios en vano, a veces pensamos en esta expresión, usando la palabra "Dios" seguida de la palabra "maldición". Cuando se dice esa expresión a alguien que están pidiendo a Dios que condene a la persona a la que están hablando . A menudo la palabra "maldición" se usa sin prefijarla con la palabra "Dios". Cuando se le dice a otro individuo, todavía está pronunciando la condenación de alguien creado a imagen de Dios. Santiago dice, "Nadie puede domar la lengua, es un mal inquieto y lleno de veneno. Con ella bendecimos a nuestro Señor y Padre (para alabarlo) y con ella maldecimos a los hombres que han sido hechos a semejanza de Dios "(Santiago 3: 8-9).

He aquí una lista parcial de otras expresiones que oigo decir cuando se usa el nombre de Dios de manera irreverente: "Oh Dios mío", "Oh mi Señor", "¡Jesucristo!", "Por Dios", "Oh Jesús", " "Oh, querido Jesús". "OMG" también se usa en publicidad hoy para ayudar a vender el producto. Parte de reverenciar a Dios está usando Su nombre en su contexto apropiado: En adoración, alabanza, adoración, agradecimiento y con respeto por lo que Él es. Cuando ponemos verbalmente nuestros sentimientos de ira, asombro, tristeza, disgusto, alegría, emoción o miedo con "Oh mi Dios" estamos siendo irreverentes hacia Él.

Otras expresiones no apropiadas en cualquier situación, pública o privada, son palabras vulgares. El viernes pasado, la gran noticia en el deporte fue "Charles Barkley accidentalmente usó una maldición en el aire al describir el juego de New York Knick en" Dentro de la NBA "de TNT. Durante los puntos destacados de los Cavaliers 119 - 104 victoria sobre Nueva York . . . Barkley usó un sinónimo de excremento en referencia a los Knicks. "Vulgaridad.

Jesús dijo: "No es lo que entra en la boca lo que contamina a la persona (alimento, agua), sino lo que sale de la boca, lo que contamina a la persona (maldiciones, palabras vulgares y uso irreverente del nombre de Dios). . . Las cosas que proceden de la boca vienen del corazón, y las que contaminan a la persona "(Mateo 15:11 y 18).
 
Un día, hace unos años, cuando trabajaba como coordinadora de personal en la planta procesadora de Southwest City, un supervisor entró en la oficina y me preguntó: "¿No se usa la palabra 'asno' en la Biblia?" Mi respuesta fue, "Sí, se usa en la Biblia del Antiguo Rey Jacobo, pero cuando se usa en la Biblia se estaba refiriendo a un burro, de la misma manera en que hoy nos referimos a un burro llamándolo" culo ". Ella que, "cuando la palabra se usa sola hoy se considera una palabra vulgar. Es un término muy degradante para usar con alguien ".

"Una persona verdaderamente sabio usa pocas palabras; Una persona con entendimiento es igualada. Incluso los tontos son considerados sabios cuando callan, con la boca cerrada, parecen inteligentes. "(Proverbios 17: 27-28)
"Pero por encima de todos mis hermanos, no jure ni por el cielo ni por la tierra ni por ningún otro juramento, sino que su sí sea sí y su no sea no para que no caiga bajo la condenación" (Santiago 5:12).

En su "Sermón de la Montaña", Jesús dijo: "Que lo que digáis sea simplemente sí o no, porque algo más que esto proviene del maligno" (Mateo 5:37).

Piensa en un mundo diferente que nuestro mundo sería hoy, el hogar, el lugar de trabajo y nuestra sociedad, si todos empezaran el día con una oración sencilla como ésta: "Que las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón sean aceptables A tus ojos, oh SEÑOR, mi fortaleza y mi redentor. "(Salmo 19:14)

Lo que piensas no puede ser así

Lo que piensas acerca de una persona puede no ser siempre cierto. Y, lo que usted ha oído decir sobre una persona no puede ser verdad.

Hace unos años fui a un hospital en Tulsa para estar con un empleado de Simmons y su familia cuyo pequeño niño estaba siendo operado. Cuando estábamos sentados en la sala de espera, uno de los adolescentes notó mis botas. Habiendo sido presentado como capellán de la compañía, dijo: "Pensé que un predicador estaría usando zapatos de vestir." Respondí diciendo: "Bueno, son botas de vestir".

Corazones de paciencia

La palabra corazón se produce más de mil veces en la Biblia. Denota el centro de una persona para las actividades físicas, emocionales, intelectuales y morales. Ya que este es el mes "Corazón", representado por el envío de Corazones de San Valentín a seres queridos y amigos cercanos, quiero enfocarme en los usos emocionales, intelectuales y morales de la palabra...