Cambios: Son Normales y Necesarios (y por qué debemos dejar de evitarlos)

Han pasado unos meses desde que compartimos un blog, así que vamos a tener algunas semanas enfocadas en un tema específico.

Hace unas semanas dirigí una capacitación para un grupo de líderes sobre el tema de Valores de Simmons y, en particular, estábamos hablando de Tomar Acción. Mencioné que hay medidas para tomar acción: Iniciación, Excelencia y Cambios. Alguien dijo: “Los dos primeros son claros, pero me resisto cuando viene a cambios. En realidad, trato de evitarlos a toda costa.”

Todos en el grupo se sentían igual y tienen la razón. Los cambios cuestan mucho y tendemos a evitarlos o prolongarlos el mayor tiempo posible. Todo esto nos llevó a una conversación de aproximadamente 30 minutos y es la razón por que estoy compartiendo esta serie de blogs.

Es más divertido hacer planes, soñar y iniciar nuevos comienzos, ¿no? Un nuevo trabajo, un nuevo bebé, las resoluciones de Año Nuevo: traen novedad, entusiasmo y, a menudo, un soplo de aire fresco. ¡A quién no le gusta el tiempo de la primavera y cuando todo cambia después del invierno a una temporada verde y de crecimiento!

Los cambios, por otro lado, a menudo implican finales y pérdidas. Dejar un trabajo, la muerte de un ser querido, terminar una relación o un mal hábito, tener que despedir a un empleado, etc. Los cambios pueden ser dolorosos y, a veces, muy emocionales cuando involucran a otras personas. Pero son parte de la vida. Cuando los cambios se hacen bien, a menudo nos llevan a temporadas de crecimiento y nuevos comienzos.  Muchas veces no podemos experimentar crecimiento y nuevos comienzos hasta que hagamos el trabajo duro pero muy necesario de ponerle un punto final a algo o alguien que no está funcionando bien en el negocio o en una relación personal.

Los finales son duros.

Tratamos de evitar esa realidad todo el tiempo. A menudo pensamos así:

"Sé que este plan no va a funcionar, pero voy a verme como un cobarde si no continúo."

"No creo en el divorcio, pero él no deja de ser infiel."

"He dirigido mi departamento de esta manera durante 25 años. Sé que si no hacemos cambios, no existiremos dentro de 5 años. Pero esta es la forma como siempre lo hemos hecho."

"He tratado de ayudar a mi hija con su adicción, pero ella sigue tomando terribles decisiones. ¿Cómo puedo ponerle un punto final sin perderla completamente?”

"Es una buena persona, pero hace un trabajo pésimo. Simplemente no quiero ser la mala persona en decirlo. "

"El doctor dijo que necesitaba perder peso, pero si no paso por la tienda Little Debbies todas las mañanas en camino al trabajo y compró una caja de Zebra Cakes para mi desayuno, esa compañía fracasará sin mi apoyo. "

Esta mañana me puse a pensar de cambios que han ocurrido en mi vida. Algunos de ellos fueron por que yo escogí que ocurrieran y otros cambios ocurrieron sin yo poder hacer nada.

Cambios en la vida de Nick:

  • Dejé de chuparme el dedo y de usar pañales

  • Dejé de aventarle piedras a las niñas (también conocido como coquetear con ellas) en el recreo

  • Me traslade 5 veces antes de graduarme de la secundaria

  • Me quitaron del equipo de baloncesto en la secundaria

  • Mi novia quebró conmigo en mi último año de secundaria

  • A los 17 años me moví de la casa de mis padres en Wichita, KS para ir a la universidad en Siloam Springs, AR

  • Papaw, mi abuelo, murió de un ataque al corazón

  • Tuve que despedir a un empleado aunque traté tan duro de ayudarlo

  • Dejé un buen trabajo que me gustaba muchísimo para aprender a ser capellán en Simmons

  • Pagué todos mis préstamos estudiantiles y todas mis deudas - no más llamadas regulares de Sallie Mae

  • Dejé de pasar por la tienda de Little Debbies por mi desayuno cada mañana.

Pensando en estos cambios, me acuerdo que ninguno fue muy agradable.  Pero estoy agradecido de que cada uno de estos cambios ocurrieron porque pude aprender algo a través de cada uno.  Estos cambios me permitieron crecer y desarrollarme a la persona quien soy hoy y me guían hacia la persona a quien voy hacer en el futuro.  

REFLEXIÓN: ¿Qué cambios han sido parte de tu historia?

Toma 60 segundos y escribe algunos de ellos.

Henry Cloud escribió uno de mis libros favoritos, titulado Cambios Necesarios. Cuando estaba en la universidad mi papá me pagó $20 para que yo leerá este libro. Joven y necesitando dinero, acepté con gusto este soborno. El impacto que este libro ha tenido en mi vida no puede ser subestimado. Gran parte de lo que vamos a hablar durante estas semanas son cosas que he aprendido como resultado de este libro.

Los cambios son parte de cada aspecto de la vida. Cuando se hacen bien, las temporadas de la vida se negocian y los cambios apropiados conducen al final del dolor, un mayor crecimiento, metas personales y profesionales alcanzadas y el vivir de unas mejores vidas. Los cambios traen esperanza. Cuando se hacen mal, se producen malos resultados, se pierden buenas oportunidades y la miseria permanece o se repite.
— Henry Cloud, Cambios Necesarios

Los cambios son desafiantes porque a menudo implican finales dolorosas y incomodidad emocional: y parece que todos estamos programados para evitar ese tipo de cosas a toda costa, ¿no? ¿Pero por qué?


Aquí hay algunas razones por que creo que evitamos los cambios:

  • No sabemos si un final es realmente necesario, o si "eso" o "él / ella" se puede arreglar.

  • Tenemos miedo de lo que no sabemos.

  • Tenemos miedo la confrontación.

  • Tenemos miedo de lastimar a alguien.

  • Tenemos miedo de soltar a algo o alguien y la tristeza asociada con ese cambio.

  • No poseemos las habilidades para iniciar un cambio.

  • No sabemos qué decir.

  • Hemos tenido demasiados y muy dolorosos cambios en nuestras vidas, por lo que evitamos otro cambio más.

  • Cuando nos obligan a hacer cambios, no sabemos cómo procesarlos, o que hacer y fracasamos.

  • No aprendemos de nuestros errores, así que repetimos los mismos errores una y otra vez.


REFLEXIÓN: ¿Puedes pensar en una situación en la que una de estas razones haya interferido con un cambio que deberías haber hecho?

Hay una canción llamada "Turn, Turn, Turn" cantada por Los Byrds en la década de los 60 y más probable ya la tienes en mente. Las palabras se toman principalmente del Rey Salomón, quien escribió el libro de Eclesiastés en la Biblia. Lo que me encanta de este pasaje es cómo parece normalizar tanto los comienzos como los finales.

"Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo:
un tiempo para nacer,
   y un tiempo para morir;
un tiempo para plantar,
   y un tiempo para cosechar;
un tiempo para matar,
   y un tiempo para sanar;
un tiempo para destruir,
   y un tiempo para construir;
un tiempo para llorar,
   y un tiempo para reír;
un tiempo para estar de luto,
   y un tiempo para saltar de gusto;
un tiempo para esparcir piedras,
   y un tiempo para recogerlas;
un tiempo para abrazarse,
   y un tiempo para despedirse;
un tiempo para intentar,
   y un tiempo para desistir;
un tiempo para guardar,
   y un tiempo para desechar;
un tiempo para rasgar,
   y un tiempo para coser;
un tiempo para callar,
   y un tiempo para hablar;
un tiempo para amar,
   y un tiempo para odiar;
un tiempo para la guerra,
   y un tiempo para la paz.”

- Eclesiastés 3:1-8

Hay un momento para todo. Cuando comenzamos a apreciar las estaciones de la vida, de las relaciones, de los empleos, de lo que sea, comenzamos a sentirnos más cómodos en discernir cuándo un cambio es necesario o si debemos continuar como estamos. Como Cristiano, a menudo no tengo la respuesta a eso dentro de mi propio entendimiento. Acudo a Dios en aquellas circunstancias en las que un cambio o un nuevo comienzo parece estar frente a mí y le preguntó: "Dios, tengo esta circunstancia en mi camino, ¿qué quisieras que yo haga?"

Una de mis líneas favoritas en el libro de Cloud es que "La vida produce demasiada vida." Hay demasiadas oportunidades, relaciones, tareas, objetivos, etc. y no se puede hacer todo. Debemos tener claridad sobre cuáles son nuestras prioridades y comenzar a mirar nuestro calendario, presupuestos y relaciones, y tomar decisiones que son realmente difíciles. A veces es terminar algo que es dañino o poco saludable. Otras veces, es dejar de hacer algo que es bueno para hacer algo que es importante (hablaremos sobre eso la próxima semana.)

Mi esperanza en las próximas semanas es normalizar y tal vez ayudarte mejor a procesar los cambios de una manera saludable para poder avanzar. Como Capellanes, ayudamos a las personas a navegar cambios todos los días. Si tienes una situación en la que puede ser necesario un cambio, nuestros Capellanes pueden ayudarte a navegar situaciones donde hay esperanzas para un cambio, o para guiarte con la realidad y la necesidad de un cambio final y necesario. No te diremos qué hacer (estaría bien, ¿verdad?), pero podemos guiarte en el camino y darte apoyo en estos pasos.

Las próximas semanas se centrarán en lo siguiente:

Navegando con Esperanza y Cambios

Podar para Beneficio del Crecimiento

Estrategias para Hacer Cambios Necesarios y Límites Saludables

Fe y Cambios

Terminando el 2018 Bien: Guía para Resoluciones de Año Nuevo

"Cuando no terminamos bien las cosas, estamos destinados a repetir los errores que nos impiden seguir adelante ... Aprender a hacer un cambio bien y cómo procesar la experiencia nos permite ir más allá de los patrones de comportamiento que nos atropellaron en el pasado."

- Henry Cloud, Cambios Necesarios